Rutas con Historia

Yacimiento carpetano de Miralrío

Yacimiento carpetano de Miralrío con unos 3000 metros cuadrados de superficie, en la margen derecha del río Jarama, cerca de la desembocadura del río Manzanares

Yacimiento carpetano de Miralrío

Estación de Metro de Rivas Vaciamadrid (Comunidad de Madrid). Calle Miralrío cruce con Marcial Lalanda, en el parque público del mismo nombre, Miralrío.

No es visitable individualmente y el centro permanece habitualmente cerrado. Hay que concertar visita.

Descripción

Consciente de la importancia que va adquiriendo cada vez más en nuestra sociedad el conocimiento o al menos, el acercamiento a los bienes patrimoniales, ya sean culturales o naturales, el Ayuntamiento de Rivas-Vaciamadrid mostró desde el momento en que conoció la existencia de este yacimiento, su predisposición a poner en valor y musealizar este bien patrimonial, localizado en el Parque Público Miralrío.

Es un asentamiento de unos 3000 metros cuadrados de superficie, en la margen derecha del río Jarama, cerca de la desembocadura del río Manzanares en aquél. El Jarama es una vía natural que pone en contacto la Meseta Norte y la Meseta Sur y las cuencas del río Duero y Tajo. El río Manzanares ha ejercido desde siempre una misión de enlace entre la Meseta y el Noreste. No en vano sus riberas han sido hogar acogedor para el hombre desde tiempos inmemoriales, a juzgar por la multitud de  vestigios agrupados en diferentes yacimientos arqueológicos.

Durante la II Edad del Hierro (siglos IV-II a.C.), como ya hemos tenido oportunidad de comprobar, el aspecto de los asentamientos fue evolucionando desde las primitivas estructuras de cabañas y silos dispersos, a enclaves de incipiente urbanismo. A su vez las viviendas mutan de frágiles cabañas circulares confeccionadas en barro y paja, a sólidas moradas rectangulares, formadas por cimientos de piedra y paredes de adobe.

Durante las actuaciones arqueológicas de 1996 y 2006 se excavaron dependencias correspondientes a un viejo poblado carpetano de la II Edad del Hierro, con una cronología estimada entre los siglos IV a II a.C.: una vivienda rectangular dividida en dos estancias, y una hilera de guijarros que delimitaría un eje simple y longitudinal que ordenaría el espacio público, indicio de un primitivo urbanismo. Las habitaciones están formadas por zócalos de 2-3 líneas de piedra unidas con arcilla que aislaban los muros de la humedad, y alzados de adobe y tapial. El suelo era de tierra apisonada, sobre el cual se han encontrado numerosos fragmentos de grandes vasijas cerámicas de almacenamiento, piedras de molino, adobes y un hogar, hallazgos que confirman la cronología carpetana.

Además se han documentado tres silos de planta circular, que debieron contener excedentes agrarios, de lo que se deduce que estamos ante el inevitable y básico asentamiento agrícola y ganadero, puesto que se han localizado restos óseos de ovicápridos y vacunos en uno de los depósitos. La actividad económica del lugar sería complementada con el resultado de tareas más arriesgadas, a la par que lúdicas, como la caza y  pesca, así como el de otras más pacíficas y sosegadas a primera vista como la recolección de frutos.

En la tipología cerámica encontramos los habituales en los yacimientos del mundo carpetano: tipos ibéricos decorados con figuras geométricas pintadas, cerámica estampillada de pastas grises y cerámicas negras bruñidas que enlazan con los tipos desarrollados en la Meseta Norte y la consabida cerámica jaspeada pintada a brochazos.

La vivienda carpetana era un espacio mixto hogareño y artesanal, pues se han detectado evidencias de labores domésticas (hogares, fosas empleadas como almacenes), como soportes para estructuras perecederas en conexión con la molienda, la cestería o el tejido.

Con las actuaciones de 1996 y 2006, además de excavar y consolidar los vestigios, no sólo de la II Edad del Hierro sino también anteriores, se ha realizado un estudio geotécnico del terreno, se han protegido los restos desenterrados con una cubierta, se ha tratado el pavimento de la vivienda y su entorno inmediato y se ha ejecutado el proyecto de musealización propuesto.

yacimiento miralrio 2.jpg yacimiento miralrio 2.jpg

Bibliografía, Créditos y menciones

Texto y fotografías propiedad de Diego Salvador Conejo

Geolocalización:Yacimiento carpetano de Miralrío

Deja tu comentario sobre Yacimiento carpetano de Miralrío

Desconectado Desconectado

Debe identificarse como usuario para comentar.

Localizaciones más cercanas

Museo Batalla del Jarama

Museo Batalla del Jarama

Edad Contemporánea Guerra civil 12,87 Km

Museo Batalla Jarama (Morata de Tajuña) Calle Carmen, 35, 28530 Morata de Tajuña se encuentra dentro del Mesón El  Cid Tel. 91873 01 81 Consiste...

Cerro Pingarrón

Cerro Pingarrón

Edad Contemporánea Guerra civil 12,98 Km

  El cerro Pingarrón marco uno de los episodios de la Batalla del Jarama, una de las de mayor importancia de la Guerra Civil. La intención del...

Cerro de los Ángeles

Cerro de los Ángeles

Edad Contemporánea 14,39 Km

El Cerro de los Ángeles es un cerro testigo ubicado en el término municipal de Getafe, en la Comunidad de Madrid. Ha sido considerado...

Cementerio Civil de Madrid

Cementerio Civil de Madrid

Edad Contemporánea 14,75 Km

El Cementerio Civil de Madrid está separado del Cementerio de la Almudena por la avenida de Daroca, enfrente del crematorio. Dentro del recinto...

La Plaza de los Emperadores y la Exedra

La Plaza de los Emperadores y la Exedra

Edad Contemporánea 16,08 Km

Atravesando dos puentes con barandilla de hierro, llegamos a la Plaza de los Emperadores, una plaza ovalada o exedra donde se colocaron en 1815 los...

La Casa de la Vieja

La Casa de la Vieja

Edad Contemporánea 16,11 Km

La Casa de la Vieja es uno de los elementos del madrileño parque de El Capricho. Es la primera construcción que encontramos subiendo por la Plaza...