Rutas con Historia

Alejandro Goicoechea, el padre del Talgo

El ingeniero Alejandro Goicoechea fue el inventor del Talgo, que en su momento supuso un gran avance técnico en el mundo del ferrocarril al dar prioridad a los vehículos ligeros sobre los pesados.

Alejandro Goicoechea, el padre del Talgo

Antonio Goicoechea Omar (1895-1984), nacido en Elorrio (Vizcaya), ingresó en la Escuela de Ingenieros del Ejército de Guadalajara. Cuando finalizó estos estudios, se le destinó al regimiento de ferrocarriles de Madrid con el grado de teniente. Se licenció con el grado de capitán a los 25 años y fascinado ya por el mundo del ferrocarril, desarrolló durante 20 años su vida laboral en la Compañía de los Ferrocarriles de la Robla a Valmaseda, León, donde además fue elaborando sus ideas sobre el futuro Talgo. Durante la Guerra Civil diseñó el Cinturón de Hierro de Bilbao. Era un sistema de trincheras, abrigos, nidos de ametralladoras de hormigón y otras fortificaciones. Bilbao cayó en manos del bando nacional una vez que Goicoechea se pasó al enemigo, junto con los planos de las defensas que había diseñado para la República.

Talgo 1 Talgo 1

Después de la guerra, el 21 de agosto de 1941, realizó en el trayecto Leganés-Madrid la primera prueba de un nuevo sistema ferroviario. Era una innovadora estructura rodante constituida por una larga armadura de módulos, provista de ruedas conectadas entre sí por la base, de forma que los ejes eran guiados sobre la vía de forma natural. Goicoechea se centró en conseguir vehículos ligeros, de forma que disminuyese la carga puntual por rueda, por lo que desechó el uso de locomotoras pesadas. A la vista del éxito de la primera prueba y las que siguieron, en 1942 fundó la empresa Patentes Talgo S.A., junto con el empresario también vasco José Luis de Oriol y Urigüen, quien prestó el apoyo financiero al proyecto técnico de Goicoechea. Talgo es el acrónimo de Tren Articulado Ligero Goicoechea Oriol. La nueva compañía comenzó a fabricar series del nuevo ferrocarril. No obstante, Goicoechea abandonó el proyecto pocos años después, antes de la inauguración oficial del Talgo. El tren fue construido en Estados Unidos y realizó su primer recorrido el 14 de julio de 1950, efectuando la línea Madrid-Hendaya.

Talgo 2 Talgo 2

Continuó una fructífera carrera como inventor, hasta su muerte, pero nunca repitió el éxito de esta creación genial. Entre las ideas de Goicoechea que no llegaron a buen puerto se cuentan el Tren Vertebrado de Gran Canaria o sus proyectos para cruzar el Estrecho de Gibraltar, para lo que propugnaba una solución mixta de túnel y puente.

Pases Disponibles

Bibliografía, Créditos y menciones

Texto propiedad de Diego Salvador Conejo

Deja tu comentario sobre Alejandro Goicoechea, el padre del Talgo

Desconectado Desconectado

Debe identificarse como usuario para comentar.