Rutas con Historia

Tabernas de principios del XX en Madrid

Tabernas republicanas en Madrid, Restaurante la Bola, Casa Ciriaco, Casa Paco, Casa Manolo, Bar Chicote, Bar Miami, algunas de las más conocidas y populares

Tabernas de principios del XX en Madrid

Quedan en la ciudad de Madrid algunas tabernas abiertas con anterioridad o que nacieron durante el corto periodo de la II República Española, hemos recogido algunas de las más conocidas y populares.

Las tres primeras que describimos conservan el sabor y los colores vivos y chillones de la época Republicana, en algunos casos un poco apagados por el lógico paso del tiempo. Estas tabernas  estaban abiertas en dicho momento histórico aunque no todos en el mismo local, algunas tuvieron que desplazar su negocio con posteriormente. Todavía conservan los colores rojos en sus puertas que eran el distintivo por el cual se identificaba en la época, los locales en los que se vendía vino. Debemos recordar que a principios del siglo XX mucha gente no sabía leer y escribir.

Restaurante la BOLA, en la calle del mismo nombre (este  local fue frecuentado por Ava Gardner en la década de los 50; hay sendas fotos de ella al entrar y de otros personajes de diferentes épocas) Fue fundado en 1870 y es famoso por su cocido madrileño, realizado en recipientes de barro de forma individual. Las críticas gastronómicas en internet le dan un resultado favorable.

Casa CIRIACO en la calle Mayor desde este mismo edificio se atentó contra el rey Alfonso XIII el día de su boda. Fundada en 1897 como despacho de vino y como restaurante desde 1929, muy vinculada al mundo taurino.  Las críticas gastronómicas en internet no le dejan muy bien parada.

Casa PACO, en la Plaza de Puerta Cerrada, que abrió en 1933 en un pequeño local de la plaza del Carmen, para después trasladarse a la Plaza de Puerta Cerrada. En este local en la zona de la barra, se puede ver un cartel de la inauguración de la Plaza de toros de las Ventas, el 17 de junio de 1931, con la bandera republicana. Dudamos que sea original, tiene el aspecto de ser una reproducción. Destaca su antigua barra y las críticas gastronómicas en internet son buenas.

Casa MANOLO, fundado en 1934 en la calle Embajadores y trasladado en el año 1942 a la calle de la Princesa, 83,  debido al mal estado en el que quedó la finca después de la guerra, este local ha modernizado mucho la zona de barra pero el restaurante conserva cierto aire de los años 30.

Bar Chicote, Perico Chicote antiguo barman del Hotel Ritz, abrió en 1931 uno de los primero locales de bebidas tipo cocktail en Madrid. Al comenzar de la guerra se encontraba en San Sebastián y no regreso a Madrid hasta el final de la misma, se le puede ver en una foto del periodista francés Albert-Lous Deschamps en la que chicote le sirve un cocktail al coronel Ríos Capapé jefe de la 18 división franquista, en las ruinas de la Escuela de Arquitectura de la Ciudad Universitaria. Durante los primero días de la toma de la ciudad.

Aunque Chicote no se encontraba en Madrid durante el periodo de guerra, el bar estuvo en marcha gracias a los camareros que lo mantuvieron abierto. En el año 1947 se abrió en los sótanos del local el Museo Chicote, actual nombre del establecimiento, que cuenta con un amplio surtido de licores  y recuerdos y firmas de diversas personalidades entre ellas Ernest Hemingway.

El bar Chicote era el predilecto de Hemingway, decía que era par los hombres buenos. En él se inspiraría para escribir  La Quinta Columna, su única obra de teatro sobre la Guerra Civil Española.

Madrileños, soldados y brigadistas se tomaban un descanso en el bar Chicote, para olvidarse del duro asedio de la ciudad. Con el paso del tiempo y las grandes dificultades de abastecimiento y la calidad de los productos se deterioro, Martha Gellhorn corresponsal de guerra estadounidense, que a menudo coincidía con Hemingway, se reía cuando sus amigas decían que el whisky del bar Chicote producía agujeros en la ropa. Por otra parte Julián Zugazagoitia uno de los escasos dirigentes socialistas que permaneció en Madrid durante el asedio, afirmaba que el bar Chicote se había convertido en taberna vasca y a la vez, en conservatorio de canciones bilbaínas.

El Bar Chicote es mencionado en uno de los chotis más populares sobre la ciudad:

 

 Madrid, Madrid / letra: Agustín Lara

 

Cuando vengas a Madrid chulapa mía

voy a hacerte emperatriz de Lavapiés

alfombrarte con claveles la Gran Vía

y a regarte con vinillo de Jerez.

 

En Chicote un agasajo postinero

con la crema de la intelectualidad

y a la gracia de un piropo retrechero

más castizo que la calle de Alcalá.

 

Madrid, Madrid, Madrid,

pedazo de la España en que nací;

por algo te hizo Dios

la cuna del requiebro y del chotis.

 

Madrid, Madrid,

en México se piensa mucho en ti

por el sabor que tienen tus verbenas

por tantas cosas buenas

que soñamos desde aquí.

Verás lo que es la canela fina

y armar la tremolina

cuando llegues a Madrid ¡Qué sí!

Durante la Guerra Civil hubo otros locales que fueron muy populares como por ejemplo el Bar Miami este bar ya desaparecido se encontraba en la Calle Gran Vía 31, anexo al Café Zahara, estaban situados casi enfrente del edificio Telefónica. Los dos habían sido diseñados por Secundino Zuazo, autor de la Casa de las Flores. Terminada la guerra el Zahara siguió funcionando pero sin el bar Miami y finalmente cerró en el año 2010 y hoy en día el local sea convertido  en una de las tiendas de ropa del grupo Inditex.

Durante la Guerra Civil Española era uno de los lugares donde asiduamente acudían los combatientes cuando estaban de permiso en  la ciudad. Entre ellos John Cornford, joven poeta brigadista, que en diciembre de 1936 se recuperaba de unas heridas en la cabeza, fruto de los combates en la Ciudad Universitaria. Cuando empezaron a caer bombas en el edificio de Telefónica y sus amigos sugirieron cambiar de zona, pero él rechazo la propuesta. Le gustaba el lugar, pero principalmente quería demostrar su confianza en la ruptura del asedio, gracias a la llegada de nuevos voluntarios. El día 28 de ese mismo mes de diciembre, moriría durante la Batalla de Lopera, en el Frente de Andalucía.

Según Geoffrey Cox uno de los primeros periodistas  que llegaron a Madrid al comenzar el conflicto, describía el bar Miami como uno de los bares con más animación, uno de los bares de moda, con una atmosfera que olía a tabaco. Los grandes sillones se ensuciaban con los uniformes y la ropa rugosa. La música un poco pasada de moda. Detrás de la barra había una pintura grande con hombres lánguidos y mujeres retozando en un mar azul y un yate que se deslizaba hacia el techo. El local a veces se quedaba sin cervezas ya que la distribución de producto no era siempre posible.

Otra de las tabernas enblematicas del momento es Casa Labra en ella  el 2 de mayo de 1879 se fundó el Partido Socialista Obrero Español PSOE.

Si  quieres saber más sobre tabernas centenarias, puedes hacer con nosotros la visita guiada de Madrid Tabernario

Deja tu comentario sobre Tabernas de principios del XX en Madrid

Desconectado Desconectado

Debe identificarse como usuario para comentar.