background-theme

Casa Batlló

Casa Batlló fue construida por Antoni Gaudí durante los años 1904-1906 por encargo del empresario textil Josep Batlló y es uno de los iconos de la Barcelona Modernista.

Situada en el número 43 del emblemático Paseo de Gracia Barcelonés, nos encontramos la bellísima Casa Batlló.

La obra del genial arquitecto Antoni Gaudí que la construyó por encargo del empresario textil Josep Batlló durante los años 1904-1906.

Esta junto con otras conocidas construcciones de la época, en la denominada Manzana de la Discordia.

En realidad se trata de la reforma de un edificio de Emili Cortés de 1875 al cual Gaudí añadió un piso, un sótano y realizó varias modificaciones del edificio inicial: amplió el vestíbulo, rehízo la escalera y los patios interiores y alteró la forma de todas las habitaciones con sus amplias curvas, eliminando cualquier ángulo recto de la casa.

La singular fachada combina la piedra de las plantas bajas y noble con el revestimiento de mosaico de las plantas superiores, el cual remata con un coronamiento escamoso que recuerda el dorso de un reptil. La interpretación del significado de la fachada sitúa la simbología alrededor de la lucha de San Jorge contra el dragón, que representa el mal, el espinazo del cual conforma el perfil superior de la fachada principal del edificio. La torre seria la lanza que se clava en el dragón, coronada por una cruz que simboliza el emblema de San Jorge con las iniciales de la sagrada familia inscritas, símbolo inequívoco del triunfo de la religiosidad y del bien. Las escamas azules del lomo del dragón se vuelven rojizas, manchadas por la sangre, en el lado izquierdo de la torre. En esta interpretación, los balcones son fragmentos de cráneos y los pilares de las ventanas del piso principal son los huesos de las víctimas del dragón.

La transformación de los patios interiores aportan gran luminosidad a las viviendas, la escalera que lleva al piso principal evoca la forma de esqueleto de dinosaurio fosilizado y el muro pintado como un mosaico, muestra reflejos y una superficie similar a una cueva erosionada por el agua.

La casa Batlló es un fiel reflejo de la plenitud artística de Gaudí. Pertenece a su etapa naturalista en la primera década del siglo XX; periodo en el que el arquitecto perfecciona su estilo personal para ello se inspira en las formas orgánicas de la naturaleza, para lo que puso en práctica toda una serie de nuevas soluciones estructurales que están originadas en los profundos análisis efectuaos por Gaudí de la geometría reglada a lo que el genial artista catalán añade una gran libertad creativa y una imaginativa creación ornamental, partiendo de cierto barroquismo sus obras adquieren gran riqueza estructural, de formas y volúmenes desprovistos de rigidez racionalista o de cualquier premisa técnica.

De la casa además de su belleza cabe destacar su gran funcionalidad, característica de las construcciones del arquitecto que combina perfectamente elementos ornamentales con acabados que proporcionan a sus obras la funcionalidad propia que garantiza el fin para el cual fueron diseñados, ejemplo de esto es la gran luminosidad del edificio, gracias a la utilización de elementos tales como: claraboyas, vidrieras, grandes ventanales etc.

casa batlló  (18).jpg casa batlló (18).jpg

Bibliografía, Créditos y menciones

Texto y fotografías propiedad de M. Carmen Diez Carrera.

Geolocalización:

© Colaboradores de OpenStreetMap
Ver en google maps