Rutas con Historia

Castillo de San Juan

La Torre Costera Defensiva de San Juan Bautista más conocida como Castillo de San Juan Bautista o Castillo Negro esta en Santa Cruz de Tenerife.

Castillo de San Juan

Castillo de San Juan

          El ilustre ingeniero militar Leonardo Torriani efectuó (1587) un estudio de las defensas del puerto de Santa Cruz de Tenerife y observó que el castillo de San Cristóbal debería estar flanqueado con otros dos castillos; uno, en la zona de Paso Alto. y el otro, en la Caleta de Negros, próxima a Puerto Caballos, de forma que sus tiros cruzados cubrieran toda la costa e impidieran cualquier desembarco.

          En la sesión del Cabildo de Tenerife del 30 de noviembre de 1625, los regidores acordaron que: se construyera un Castillo en la Caleta de Negros, lindando con el camino del Lazareto, debido a que la marina de Santa Cruz era tan larga que no podía ser defendida eficazmente toda ella por el castillo de San Cristóbal; para poder realizarlo, se redujeron los salarios de algunos funcionarios y los gastos de algunas fiestas religiosas. El Castillo comenzó a edificarse en 1641, concluyéndose las obras tres años más tarde.

          En 1765, debido a los embates continuos del mar y ante la amenaza de ruina, fue reedificado en forma de torre cilíndrica de cantería basáltica y totalmente terraplenado hacia el mar. La planta de la obra es circular, de unos 30 metros de diámetro y 8 metros de altura, y sus muros de 2,5 metros de espesor. El acceso al Castillo se protege por un pequeño foso con puente levadizo de madera. En el patio de armas, la zona que mira al mar estaba reservada para plataforma de la artillería, mientras que en la zona de tierra estaban los depósitos y los aposentos del Alcaide y la tropa. En el interior, un pasillo comunica las dependencias y una escalera conduce al segundo piso. Las dos garitas para la vigilancia se establecieron en lo alto de la fortaleza. Lo defendían 7 cañones. El proyecto fue realizado por Alejandro de los Ángeles, ingeniero de fortificaciones de Canarias.

          Al castillo se le denominó San Juan, aunque comúnmente se le conoce como castillo Negro, debido al tono oscuro de la piedra volcánica con el que está construido; aunque otros historiadores consideran que este apelativo corresponde al nombre de la ensenada en que fue construido (Caleta de Negros).

          El 2 de enero de 1924 fue declarado inadecuado para los servicios del Ejército pero no llegó a enajenarse hasta 1948 en que fue cedido en usufructo al Cabildo de Tenerife; entonces, la citada institución procedió a su restauración con el fin de instalar el Museo Militar de Tenerife, filial del Museo del Ejército, constituyéndose el patronato del mismo.

          La lejanía de la ciudad, el abandono y la rapiña lo volvieron a dejar de la mano de Dios hasta que, en 1982, el Ayuntamiento lo recuperó y lo mantiene en buen estado de conservación pero cerrado al público.  

Texto y fotografías propiedad de José Manuel Ledesma Alonso

Pases Disponibles

Geolocalización:Castillo de San Juan

Deja tu comentario sobre Castillo de San Juan

Desconectado Desconectado

Debe identificarse como usuario para comentar.

Localizaciones más cercanas

Casa de la Pólvora

Casa de la Pólvora

Edad Moderna 0,14 Km

Casa de la Pólvora          La casa de la Pólvora o polvorín de Regla, proyectado...

Castillo de San Cristóbal

Castillo de San Cristóbal

Edad Moderna 1,32 Km

          El Rey Felipe II, por Real Cédula de 25 de julio de 1575, consideró necesario realizar una gran fortaleza en el puerto de Santa Cruz...

Fuerte de Almeyda

Fuerte de Almeyda

Edad Moderna 2,28 Km

Fuerte de Almeyda          A raíz del ataque del contralmirante inglés Horacio Nelson a...

Castillo de Paso Alto

Castillo de Paso Alto

Edad Moderna 3,04 Km

El emplazamiento del castillo de Paso Alto fue estudiado concienzudamente pues se ubicó en el lugar exacto donde las corrientes y los vientos...

Torre de San Andrés

Torre de San Andrés

Edad Moderna 8,16 Km

          Alonso Fernández de Lugo le regaló el Valle de las Higueras a Lope García...