Rutas con Historia

Cárcel de Broto

La Cárcel está situada en la bonita localidad de Broto en la comarca de Sobrarbe, provincia de Huesca comunidad autónoma de Aragón, se utilizo entre los siglos XVI-XX

Cárcel de Broto

La Cárcel está situada en la bonita localidad de Broto en la comarca de Sobrarbe,  provincia de Huesca en la comunidad autónoma de Aragón.

La Cárcel está ubicada  en una torre de piedra a orillas del rio Ara  y  sirvió como prisión del valle desde el siglo XVI hasta el siglo XX. En principio la torre estaba destinada a la defensa del puente medieval levantado sobre el río  y a cobrar los derechos de paso existentes, aunque a partir de la concesión de privilegios a la Junta del Valle por parte de los reyes aragoneses en el siglo XIV, se fue transformando en prisión, hecho por el cual se observan algunas saeteras en sus muros, cegadas en su mayoría y recubiertas con mortero de cal y arena en su interior.

Dentro del edificio, en las estancias que servían de celdas de la cárcel se encuentran unos importantes grabados realizados por los presos, estos grabados fueron realizados en diferentes épocas y son de gran  calidad y cantidad.

En el año 2005 se realizó una restauración completa que permite en la actualidad disfrutar plenamente de estas representaciones,  la restauración se hizo posible gracias al proyecto Continua Pirineum liderado por la Comarca de Sobrarbe.

 Junto a los restos del antiguo puente gótico del siglo XVI, se encuentran dos edificaciones adosadas e íntimamente relacionadas históricamente, La Torre de la cárcel y la Casa del Valle o Junta del Valle. Ésta era la sede de la autoridad que impartía la justicia y donde se desarrollaban los pleitos, mientras que la Torre era el lugar destinado para que los presos que incumplían las leyes cumplieran las penas impuestas.

Las referencias históricas conservadas sobre el uso de la torre como cárcel comienzan a inicios del siglo XVI. Los habitantes del valle de Broto y del valle de Barèges (Francia) que cometieran un delito eran juzgados y apresados en esta torre convertida en cárcel

El principal motivo de apresamiento sería infringir las normas y derechos de pasto, la forma de subsistencia fundamental de un valle primordialmente ganadero. Posiblemente numerosos reclusos fueran pastores. Muchos de los dibujos apoyan esta tesis al encontrarse numerosos animales de pastoreo como ovejas, caballos, o incluso por la indumentaria de las personas grabadas, con pantalones bombachos, boinas y bastones.

En cuanto a la duración de las penas se dispone de de pocos datos, gracias a uno de los grabados se sabe que uno de los presos al menos permaneció un año en la cárcel, aunque se desconoce el delito.

También se cree que alguna de las condenas pudo ser de índole política, ya que una de las fechas inscritas se corresponde con el periodo de la guerra de la Independencia (1809) y se encuentran vestigios de soldados napoleónicos dibujados en el muro, tras la puerta de entrada de la planta intermedia. Pudieron ser apresados franceses debido al conflicto armado o españoles afrancesados que apoyaran al ejército invasor.

El edificio es una sobria y maciza torre de planta cuadrangular que consta de tres plantas de recios muros con bóvedas de medio punto y de cañón, en los que se abren unos cuantos vanos, saeteras y un ventanal en su planta superior, el tejado es  a dos vertientes y está cubierto con losas típicas del valle.

Se accede al recinto a través de la Casa del Valle, correspondiente a la planta intermedia de la cárcel. Junto a la puerta de acceso de la planta intermedia de la prisión hay una estrecha escalera de con dos tramos que comunican esta planta con la superior. En el primero de los tramos se puede observar  dos orificios a modo de cepo realizados sobre la estructura de madera donde se maniataba a los presos y se les torturaba o incluso se les cortaba las manos.

 Se accede a la planta inferior a través de dos aberturas cuadrangulares realizadas sobre el suelo de la planta intermedia. La bajada de presos a la planta inferior se hacía mediante unas cuerdas enlazadas sobre las dos argollas clavadas sobre la bóveda de la planta intermedia, cada una de las cuales se encuentran en perpendicular a cada una de las oberturas del suelo.

La planta inferior se divide en dos salas distintas a partir de un tabique central que la compartimenta en dos espacios estrechos, ambos cubiertos por bóveda de medio punto.

carcel-de-broto-12 carcel-de-broto-12

La estancia intermedia, también con bóveda de cañón, dispone de dos aspilleras, una horizontal y otra vertical practicadas en el muro oeste orientado hacia el río. También se encuentra un ventanal cegado en el muro norte debido al riesgo de fuga de presos, ya que a su vez se abría hacia el puente.

La planta superior es idéntica a la intermedia, tanto en dimensiones como en su techo de bóveda de cañón, si bien la dirección de ambas bóvedas es contrapuesta una a la otra para equilibrar los empujes de la construcción. En esta estancia se encuentra el vano más grande de la prisión, se trata de una ventana adintelada, bajo la cual se halla un agujero, a modo de retrete,  que vertía los desechos directamente a la orilla del río a través de un orificio practicado en el muro y debajo de él una losa en pendiente que facilitaba la evacuación.

Aunque son escasas las fuentes de las que disponen. Se sabe que los calabozos  de la planta inferior tenían peores condiciones de habitabilidad debido a la humedad y el frío que el río produce en su interior, además de las ya de por si condiciones atmosféricas de montaña. Probablemente los presos más peligrosos fueran destinados a estas celdas, por los delitos más graves, los de sangre. Era casi imposible escapar de éste habitáculo y además las crecidas del Ara solían inundar la sala. Los presos estarían inmovilizados, estando colgados de brazos o muñecas, por medio de unas cadenas adosadas al muro finalizadas en argollas, hecho que no ocurre en las estancias superiores.

En la estancia intermedia se disponía de mejores condiciones, menor humedad y frío, y había, aunque poca, luz natural que entraba a través de las pequeñas aspilleras, además de las teas y hogueras que se encendían para el calor. Estas mismas condiciones se reproducían en la sala superior, aunque con el hecho diferencial y gran privilegio de haberla acondicionado con un retrete y un gran vano abierto en la cara oeste del muro.

Los reos realizaron desde el siglo XVII hasta el XX una serie de grabados especialmente asombrosos por su cantidad y su organizado programa iconográfico.

Estos grabados fueron restaurados en el año 2005 debido a su lamentable estado de conservación, ya que habían sufrido con el paso de los años numerosos daños por la acción de la humedad y la consiguiente pérdida del soporte de cal y arena, además de la gran acumulación de polvo que ocultaba parte de las imágenes. En la actualidad se han recuperado casi por completo y se puede apreciar su singularidad y valor.

Los grabados de la Cárcel de Broto son incisiones realizadas con algún objeto punzante sobre el hollín hasta alcanzar el encalado del muro, dejándolos al descubierto mediante un sistema de contraste de blanco sobre negro. Los muros interiores de la torre se encuentran encalados, y a su vez ennegrecidos por las hogueras y teas realizadas en el interior de la prisión, lo que explica este sorprendente sistema de grabado.

La sala intermedia es la que conserva un mayor número de grabados y en mejor estado de conservación se hallan, ubicados en sus cuatro paredes hasta una altura de dos metros.

Los dibujos datan de diferentes años y siglos, el primero de ellos data de 1558, grabado en la celda inferior, aunque la mayoría son del siglo XVIII y se encuentran en la celda intermedia, apareciendo fechas como 1701, 1708, 1799, y algunos posteriores como 1809 o incluso 1910. Aparecen también algunos nombres propios, especialmente el de Miguel Guillen, que se repite en numerosas ocasiones, Domingo Lacoma, Miguel Viñuales, Jose Pardina, Pasqual Borruel, Jose Grillo, Tomás de Lione, Gorge, etc... Y localidades como Oto y Fiscal. En la estancia superior el único grabado que consta es 1705 broto Antonio.

Dispone de una gran variedad de imágenes, la mayoría de temática religiosa, tratándose de santos, santas y vírgenes rodeados casi todos ellos de una orla, hombres portadores de cruces, relicarios, altares y simbología religiosa en general.

A su vez  muchos  de los dibujos hacen alusión a elementos de la naturaleza como animales y árboles. También aparecen líneas cortas y paralelas, que pueden ser la cuenta de los días que los presos pasaron en la cárcel.

Todas estas imágenes y su simbología son un reflejo de la sociedad pirenaica de la época y la profunda presencia de la religión en estas comunidades, demostrado a través de su gran conocimiento  de los santos y vírgenes.

carcel-de-broto-4 carcel-de-broto-4

Bibliografía, Créditos y menciones

Texto y fotografías propiedad de M. Carmen Diez Carrera

Geolocalización:Cárcel de Broto

Deja tu comentario sobre Cárcel de Broto

Desconectado Desconectado

Debe identificarse como usuario para comentar.

Localizaciones más cercanas

Iglesia de San Martín de Oliván

Iglesia de San Martín de Oliván

Edad Media Románico 15,06 Km

La Iglesia de San Martín es la iglesia parroquial, del pequeño pueblo de Oliván, que pertenece al municipio de Biescas, en el Valle de Tena, un...

Ermita de San Úrbez

Ermita de San Úrbez

Edad Media Románico 15,40 Km

La ermita de San Úrbez es uno de los lugares de romería más característicos del pirineo aragonés. Todos los años durante el martes de...

Iglesia de San Juan de Busa

Iglesia de San Juan de Busa

Edad Media Románico 16,46 Km

La iglesia de San Juan de Busa o San Juan Bautista de Busa o Sant Chuan de Busa fue iglesia parroquial de un poblado medieval desaparecido. Se...

Iglesia de Santa María de Gavín

Iglesia de Santa María de Gavín

Edad Media Románico 16,67 Km

Los restos de la iglesia de Santa María de Gavín, que hoy podemos observar en el Parque Municipal de Sabiñánigo son originales del siglo X son de...

San Pedro de Larrede

San Pedro de Larrede

Edad Media Románico 16,96 Km

La iglesia tiene planta de cruz latina, cuenta con presbiterio atrofiado y ábside semicircular peraltado. La nave única consta de cinco tramos, de...

San Andrés de Satué

San Andrés de Satué

Edad Media Románico 17,99 Km

Tiene una única nave rectangular sin decoración, con techumbre de madera a dos aguas, finaliza en un presbiterio que se apoya en contrafuertes...